Sanidad Privada

En caso de una negligencia ocurrida en una clínica privada, un dentista, un centro capilar, de estética, consulta privada, etcétera, el paciente debe dirigirse a un procedimiento distinto al propio de la sanidad pública.

Se puede dar el caso en el que el servicio médico privado se ofreció bajo el paraguas de una cobertura privada de seguro médico. Tanto si la negligencia se produjo bajo la cobertura de una póliza privada o directamente en una clínica, se debería empezar un procedimiento de por responsabilidad civil.

El plazo de prescripción de los hechos a partir del cual la denuncia no tendría vigencia es de 15 años si la responsabilidad negligida es una responsabilidad contractual, la cual es así en la mayoría de los casos. Sin embargo, si la responsabilidad se considera extracontractual, el plazo se daría por terminado 1 año después de la comisión de la negligencia. En ambos casos, se aplica el mismo método de plazos que en la sanidad pública; empezando a contar el plazo a partir del acto negligente, la defunción del paciente (si es que se da el caso como consecuencia de la negligencia) o bien a partir del conocimiento definitivo de la lesión provocada.

Si el error médico se produce bajo el servicio de una póliza de seguro privado, la denuncia es recomendable que se realice directamente a la compañía aseguradora. En este caso, el plazo sería de 5 años. 

Contrariamente a la denuncia por vía administrativa de la sanidad pública, en todos los casos de sanidad privada el denunciante requiere de la intervención de un abogado, un procurador y un perito especialista.