Lex Artis Ad Hoc

La Lex Artis Ad Hoc es aquel criterio de corrección al cual todo médico se debe ceñir. Cualquier equipo sanitario tiene la obligación de actuar siempre en concordancia con la buena praxis médica, lo cual no está exento de la valoración de la posible complejidad circunstancial y el factor humano de la actuación. 

Según la doctrina dictada por el Tribunal Supremo español se considera Lex Artis Ad Hoc: “aquel criterio valorativo de la corrección del concreto acto médico ejecutado por el profesional de la medicina -ciencia o arte médica- que tiene en cuenta las especiales características de su autor, de la profesión, de la complejidad y trascendencia vital del paciente y, en su caso, de la influencia en otros factores endógenos -estado e intervención del enfermo, de sus familiares, o de la misma organización sanitaria-, para calificar dicho acto de conforme o no con la técnica normal requerida“.

Por lo tanto, toda aquella actuación contraria a dicha ley puede ser considerada una actuación negligente que atenta contra los criterios de buena praxis médica. En este caso, la jurisdicción española protege a los pacientes y garantiza una reparación económica y moral que compense los daños generados.